Arenita, arenita mágica

Y eso espero, que la arenita del parque sea mágica, porque odiosa es un rato.

Os confieso que NO SOPORTO la arena de los parques. Y espero que sea buenísima y desarrolle la inteligencia de mis hijos hasta el infinito, que les estimule lo que no está escrito; porque alguna razón tiene que haber para que la maldita arena esté presente en parques, jardines, el cole, la guarde y todos los sitios donde mis hijos ponen sus benditos pies.

Y no os exagero cuando os digo que con la arena que he sacado de los zapatos de mis hijos en estos últimos 6 años, podría hacer una playa artificial en el Manzanares. Hablé en su momento con el alcalde y le dije: “¿Qué es eso de Madrid-Río? ¡haga Madrid playa, que yo le doy la arena!

Y es que esa condenada arena está por todos los rincones de mi casa, está en sus zapatillas no importa las veces que las sacudas… La siguiente foto es una muestra de lo que le saqué ayer a mi hijo de UNA zapatilla:

Arena en el suelo

Y después de sacudirlos, se los vuelvo a poner y al irles a bañar, me encuentro con que las zapatillas ¡siguen teniendo arena!

Zapatilla con arena

Y el suelo tiene una película que resbala, que es como un polvillo… y no es otra cosa que la persistente arena.

Y cuando lavas los calcetines, los metes en la secadora, los das la vuelta y… ¡sale arena! Que para mi que las cajas negras de los aviones deben estar hechas de arena, ¡es indestructible!

Y te vas a meter en la cama, y notas como las sábanas tienen un “efecto peeling“, generado por la arena que tu hijo debe llevar impregnada no sé dónde… (y no sé cómo ha llegado hasta aquí).

Y pasas el aspirador y… toma raya que te crió, con una china de esas gordas que ha salido de un zapato y que no sé cómo les permiten andar…

¡La arena es asquerosa! mi hija vino el otro día triste y me dijo: “¡Mamá, en el recreo de primaria no hay arenero!“,  y claro… mi respuesta (con sonrisa irónica): “Ay hija, ¡qué peeeenaaaaaa!

Hace tiempo que le digo a la gente: “a mi dame una de cal, pero la de arena PARA TI

 

 

Anuncios

Un comentario en “Arenita, arenita mágica

  1. Pingback: Cara de póker | La madre de la naranja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s