El DIH (Do It Himself)

En mi casa, mis dedos porcinos me impiden hacer casi ninguna manualidad. Sin embargo mi marido, que es un artista sin explotar, les ha hecho un montón de juguetes a los niños.

Os enseño algunas de sus obras:

Naves espaciales

Naves espaciales para los Playmobil, con sus iniciales

Un armario para la Nancy, que ya lo quisiera yo para mi… (porque esta muñecaja, ¡tiene más vestidos que yo!)

Armario Nancy

La joya de la corona, es un castillo medieval para los caballeros y princesas de nuestros enanos, que les gusta especialmente, ahora está proyectando un palacio de princesas para la mayor:

castillo 2

castillo 1

Y todo esto en un taller improvisado en una chiqui-terraza que tenemos en casa (antes lo hacía en la cocina, ejem…)

Taller

Esto es una pequeña muestra de lo que mi marido es capaz de hacer. Porque puede: trabajar fuera de casa, bañar a los niños, vaciar lavavajillas, levantarse cuatro veces por las noches (oye a los niños antes que yo), hacer desayunos, comidas, cenas y recoger la cocina, cambiar pañales y bañar en serie que da gusto… Pocas veces le he visto dejar de sonreír. Además tiene tiempo de atender mis habituales despistes:

Yo: “¿y mis gafas?

El: “mira en la entrada, creo que están encima del mueble

Y así hasta infinito…

Muchas veces me preguntan: ¿Cómo puedes?, o yo me pregunto: ¿Cómo puedo seguir siendo la misma?… y la respuesta, es muy sencilla: ¡GRACIAS A MI MARIDO!

Sirva este post de homenaje.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s