¿Qué hacía antes de ser madre?

Pues ME ABURRÍA. Así de claro. No sé si a vosotras os pasaba, pero yo en mis “tiempos mozos” decía muchas veces eso de: “puf, me aburro” y si ahora pudiera dar marcha atrás, cogería a la Maribel aburrida de 20 años, y le pegaría dos buenos bofetones.

Y si hoy, me dieran un euro cada vez que me dicen: “hija, con estos tres no te aburres“, la beca mami me parecería chatarra al lado del pastizal mensual que me llevaría con la frasecita. Y aunque es verdad que a veces me lo dicen y pongo cara de circunstancia (más que nada, por lo cansada que estoy de oírla), reconozco que tienen toda la razón, no me aburro ¡para nada! A veces lo paso bien, otras no tan bien, pero… no me aburro, de verdad, os lo digo, ¡estoy entretenidísima!

No es para nada una queja, porque en serio que ahora me lo paso pipa con mis enanos, pero si pudiera hacer una comparativa diría:

– Los fines de semana antes de tener niños, me levantaba tarde y estaba más bien “ensobiná” todo el día. Ahora madrugo todos y cada uno los días de mi vida. Y casi lo prefiero, porque los fines de semana los aprovecho mucho más… la verdad.

– Antes era la “devora-libros” y veía películas en el cine fin de semana sí, fin de semana también. Ahora leer un libro me cuesta un triunfo y la última vez que fui al cine dije la típica frase de madre a la taquillera: “que cuesta ¿cuánto? ¡¡Pero si la última vez que vine eran 7 euros!!

– Antes me bañaba en la piscina tranquilamente, tomaba el sol al salir, nadaba… Ahora, el día que me he lavado el pelo, nado a braza con la cabeza por fuera para que “dure” limpio (lo que yo denomino: natación de vieja, que cuando lo hacía mi madre me partía y ahora… pues a tragarte las risitas, ¡lista!) y el culo no toca la toalla…

– Antes tenía un coche de tres puertas (no voy a llamarlo deportivo, porque era un Seat Ibiza) y ahora tengo un Citröen Xsara Picasso, que me encanta porque es el coche más cómodo del mundo.

Mi deportivo firmado

– Antes escuchaba la música a todo trapo en el coche, y tenía mil CD’s de todo tipo de música (rock, pop, incluso heavy que le encanta a mi marido), y hoy escucho: Cantajuegos, Soplete, los payasos, canciones infantiles, y otros tantos “greatest hits” de mis enanos. Y lo peor es que lo escucho, incluso cuando ya no están los pequeños en el coche (no me doy cuenta, y me tiro media hora con esa “maravilla”, y ¡encima canturreo!).

… Y así podría seguir eternamente, para llegar a la misma conclusión: antes… ¡ME ABURRÍA! Ahora tengo cuatro razones para pasármelo ¡en pipa!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s