Cena “romántica”

Pasar de “cena romántica” a cena “romántica” es fácil. Sólo hace falta estar un pelín desesperada ante la posibilidad de los niños bañándose despacio, cenando tranquilamente y rondando por ahí mientras su padre y yo esperamos (sin dormirnos) a que ellos sucumban por fin.

La tarde se presentaba más bien movida. Mi marido y yo queríamos celebrar un aniversario informal, cuando los niños estuviesen acostados.

Pensé un menú chulo y fácil: con carne picada y queso azul hice unas hamburguesas y un rico postre con mango (ver receta aquí).

vinoPero ya en el supermercado, las fieras estaban descontroladas, para amansarlas dije: “chicos, tenéis que ayudarme en la compra y en casa cuando lleguemos, porque hoy quiero preparar a papá una cena romántica“. Pues dicho y hecho, aquello fue mano de santo, rápidamente se pusieron en marcha: uno a por la albahaca, otro a por los yogures griegos, ayudamos a llevar las bolsas… Y no paraban de decir: “vamos mamá, que hay cena romántica

Todo iba sobre ruedas, se fueron a bañar enseguida y en menos de diez minutos los tenía a los tres dispuestos a ayudar. Me pidieron preparar la mesa. Ya les empecé a informar de que era mejor que se esfumaran (ellos ya habían cenado) pero no había vuelta atrás. Mi hija mayor se erigió como maître de nuestro improvisado restaurante, y los dos pequeños se pertrecharon con un par de servilletas a modo de lito de camarero.

Cuando llegó mi marido, ellos estaban preparando la mesa y ya no había manera de que se fueran. No nos dejaban pasar al salón, donde preparaban la sorpresa. En una de estas, el pequeño se pilló la mano con la puerta, y hubo un retraso de unos diez minutos (consuelo, hielo… y parece que el camarero se tranquilizó).

Cuando por fin teníamos las hamburguesas hechas y el postre montado, nos dejaron entrar y ver lo que nos habían preparado: toda la mesa llena de fotos que recopilaron por toda la casa, los pequeños de camareros y con unas revistas: “para que os entretengáis mientras esperáis”  (pero… ¿cuánto pensáis tardar?) Allí les tuvimos toda la cena, sirviéndonos y preguntado qué tal estaba todo. No fue todo lo romántica que esperábamos, pero fue genial.

¡Feliz semana!

 

Anuncios

4 comentarios en “Cena “romántica”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s