Marcas

Iba yo el otro día a trabajar y al sentarme en el autobús, noté que tenía la cara un poco tirante en el carrillo derecho. Mi hija, al darme un beso (post-lavado-de-dientes) me había dejado marca en la cara. Esas marcas son de ida y vuelta, porque por mi parte también les dejo marcados los labios sin darme cuenta y cuando veo el rojo en la mejilla, me asusto pensando que se han golpeado… ¡ay no, es sólo una marca!

PicsArt_1492438047922Hay otras marcas de guerra que se quedan en la piel de los retoños y ya pueden pasar años, seguirán recordando cómo y cuándo se hicieron esa herida. Mi hijo pequeño va hecho una auténtica pena, tiene heridas para todos los gustos: raspones, granos rascados con fruición, golpe en la barbilla por querer saltar una valla… Y se los enseña hasta a la cajera del Ahorramás: “mira, mira, me caí ayer en el fútbol

También hay marcas matutinas, esas que por mucho que hagas la cobra, intentando eludir los morretes de Cola-Cao a la altura del ombligo en los abrazos de despedida infantiles, son un clásico. Y normalmente, cuando te das cuenta que te han marcado, ya estás en la oficina y no te puedes cambiar. Agradeces que sea una mancha de leche y no de mocos, que también es una marca típica (más propia del hombro) cuando coges a un enano en pleno berrinche y le consuelas ¡zas, ahí queda la marca! y esa sí que no la detectas fácilmente. Normalmente la detectan otros, que es más vergonzoso cuando alguien te pregunta, tocando la mancha: “¿qué es esto? ¿con qué te has manchado?” y mientras rascas con la uña, contestas: “ah, pues no sé…” (lo sabes perfectamente, pero bueno… como ya está seco, no es tan grave que lo haya tocado).

PicsArt_1492436417917La suciedad también deja unas marcas muy chulas. Todos hemos puesto a nuestros hijos una preciosa camisa blanca para darnos cuenta que se mancha con mirarla. Yo es algo de lo que siempre me arrepiento al milisegundo (tiempo que tardan en mancharse). Y ellos van tan contentos con sus manchas, y se revuelcan sin complejos con lo que lleven. Al terminar de bañarse, dejan un buen cerco de suciedad, eso es porque el día ha merecido la pena.

Por último, hay marcas que enamoran, como esta de la que os voy a hablar ahora: minilove. Como dice en su web: “Minilove es un minimundo creado por Cristina y Laura. Madres, emprendedoras, mujeres y soñadoras que han imaginado un minimundo en el que los niños puedan llevar prendas que no les limiten sus movimientos y que fomenten su imaginación”

logo MINILOVE

Tienen auténticas preciosidades, os invito a que os deis un paseo por su web, ahora que vienen comuniones y otras celebraciones, es un buen momento para comprar alguna de las monadas que proponen.

¡Feliz semana!

 

Anuncios

Un comentario en “Marcas

  1. Jajajaj el mío va siempre lleno de mier…digo marcas. Oye, que se manche lo que quiera. Y en cuanto a las de guerra, también colecciona varias ya, que luego enseña orgulloso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s