Momento épico

Sí, hoy he tenido un momento épico, de esos que te hacen saltar de alegría, y no sé si a vosotros os parecerá tan emocionante como a mi, pero ahí va…

PicsArt_08-29-11.51.39El día ha empezado con una mínima planificación, anoche habíamos pensado que iríamos al Museo Sorolla, pero no teníamos muy claro a qué hora salir, y entre recoger y por ahí, se nos han hecho las 12:00. Preparo mi mochila de excursiones, y sus abono transportes y ¡allá que nos ponemos en marcha! En Bankia (que hemos ido a cargar los abonos) el pequeño ha empezado a moverse de acá para allá, abriendo la puerta automática una y otra vez… “¡nos vamos a casa ¿eh?” (mis enanos son como la selección española de fútbol: empiezan mal, creemos que vuelven a casa y al final ganan el Mundial). La amenaza ha funcionado (básicamente porque hemos hecho un buen trecho de vuelta) y nos hemos ido al metro. Ya sólo con el metro, mis hijos tienen una excursión apasionante porque les chifla viajar en transporte público (*).

PicsArt_08-29-11.53.31Sobre la una del medio día, hemos llegado al Museo Sorolla. Os recomiendo este museo, a mis hijos les ha encantado (tienen 10, 8 y 6 años). Está bien porque es la casa del pintor, en el Paseo General Martínez Campos (el centro de Madrid, Metro Iglesia) y además de sus maravillosos cuadros, se pueden ver las estancias de la casa, decorados con los muebles de la época. Tan bien colocados, que mi hija ha visto, en el estudio del pintor, un mullido sofá y se ha aposentado como si estuviera en su casa, ya nos han explicado muy amablemente (en serio, muy amablemente, no es ironía) que no se podían usar las sillas ni el mobiliario.

La entrada de los niños es gratuita (creo que por ser familia numerosa), y mi entrada ha costado 3€, así que he decidido que iríamos con audio-guía (2,5€ cada una). Me lo he pensado, porque no sabía si aguantarían todo el “rollo”, pero se han escuchado todo lo que la audio-guía tenía que decir, y pacientemente iban presionando el número de cada cuadro y cada sala. Estaban encantados en el jardín, mirando los cuadros, los pinceles, las esculturas, la familia de Sorolla… Desde luego que el museo les ha re-chiflado. Y os estaréis preguntando: ¿y el momento épico?, pues ahora viene…

Como se ha hecho más tarde de lo que yo esperaba (hemos estado dos horas dentro del museo) nos hemos ido a comer al Burguer King que está de camino al metro, y después de comer nos hemos ido a casa, por donde habíamos venido.

Pero… al salir del metro y aproximarnos a las escaleras de salida, cuando estábamos a punto de subir a calle, hemos divisado a un surtido grupo de personas que se arremolinaban sin decidirse a salir ¿qué sucederá en la puerta? ¿por qué no se animan a desalojar la estación? el pequeño se ha acercado y dice: “¡mamá, está cayendo el diluvio universal!” jarreaba, caía la del pulpo y entonces, aquí llega el momento épico, es la primera vez (y no exagero) que me pasa algo como esto, he agrupado a mis polluelos y les he dicho toda orgullosa: “¡tranquilos, mamá ha traído chubasqueros para todos!” sí amigos, sí. Por primera vez, en los años que llevo recorridos en la maternidad, he sido previsora y llevaba en la mochila (con la que he ido cargando todo el día) aperos que he utilizado.

¿No os ha pasado que moquean y no lleváis pañuelos? ¿que llueve y no lleváis paraguas? ¿que tienen sed y no lleváis agua? ¿que se cagan y no lleváis toallitas? ¿no os ha pasado que cuando vais cargadas con pañuelos, paraguas, botellas y toallitas ni moquean, ni llueve, ni tienen sed ni se cagan? pues a mi sí, todos los días de los diez años que llevo siendo madre… ¡¡¡¡¡¡¡hasta hoy!!!!!! 

Madre mía, cómo me miraba la gente, y yo les quería decir: “no os fiéis de las apariencias, yo no soy la madre previsora que creéis que soy” pero he disfrutado mi momento épico. He cubierto mi mochila y hemos salido, como campeones, bajo la lluvia, con nuestros chubasqueros, sin miedo a mojarnos, dando saltos de alegría, porque los niños tampoco se creían lo que estaban viviendo. Tanto es así, que hoy me he dado cuenta que el chubasquero del pequeño es rosa, pero a él le ha dado igual, tenía chubasquero y eso era lo importante. Por cierto, que he visto que mis amigas de Minilove, tienen unos chubasqueros muy monos por 9,95€

¡Feliz semana lluviosa! (para mi, la última de las vacaciones 😦 )

PicsArt_08-29-11.49.37

(*) Un apunte, para las que sois de Madrid y usáis el transporte público. Hoy he ido a cargar el abono y he visto la posibilidad de cargar un bonometro (10 viajes) en el mío. Pero si cargáis un bonometro en un abono transporte personal (el que tiene la foto) sólo lo puede usar el titular, para poder utilizarlo por distintas personas (como yo, que he pretendido que pasaran los dos mayores con el bonometro, y el pequeño ha pasado con su abono transporte, que es gratuito hasta los 7 años) tenéis que tener una tarjeta Multi.

Anuncios

3 comentarios en “Momento épico

  1. Tú dices q cuando vas cargada con toda la intendencia no necesitan de nada…lo mío es peor 😦 yo siempre voy preparada para casi cualquier eventualidad, con decirte q en la piscina ya he resuelto algún q otro problema de picadura de bichos con mi barrita, algún golpe con la otra barrita, mocos varios, agua, chuches, cartas… en fin…pero claro les tengo tan mal acostumbrados a mis peques, que como un día se me olvide algo, no veas q cabreo se cogen, buaaaaaaaaaaaaaah!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s